Mujer, española y sin formación, el perfil que más ayuda necesita de Cáritas