Movimiento contra la Intolerancia pide al Gobierno que ilegalice los grupos ultras de los equipos de fútbol