El jefe de los Mossos dice que sí dispararon proyectiles en la zona donde Ester Quintana perdió un ojo