Sergio Morate, culpable por unanimidad