El obispo de Mallorca se defiende de las acusaciones de adulterio