El Rey defiende la "unidad" frente a "políticas rupturistas"