Relevo de mineros tras 52 días bajo tierra