Miles de personas veneran al cristo de Medinaceli de Madrid