"¡Tengo a mi nieta aquí!": miedo entre los vecinos por la proximidad de las llamas