La Comunidad de Madrid investiga los incidentes que paralizaron varias líneas del suburbano