Metro de Madrid, más que un 'Gran Hermano' en Navidad