Los restos de Maza ya están en Madrid