La madre de Mar: “Le destrozó la cabeza para que no pudiera ni reconocerla”