El tráfico se reduce un 10% en el centro de Madrid debido al protocolo anticontaminación