Un año de la misteriosa desaparición de Manuela Chavero en Monesterio y no hay pistas fiables