Investigadores de Málaga desarrollan un medicamento contra el síndrome X frágil