Sus Majestades lucen trajes tradicionales a su llegada a Madrid