Madrid gana su primera bandera azul a la mejor playa y la Barceloneta la pierde