Miles de personas rechazan la reforma de la ley del aborto y piden la dimisión de Gallardón