Los padres de acogida de Paula: “te la van a quitar, pero es que no me pueden quitar algo que no es mío”