Tras nueve días, Madrid desactiva el protocolo anticontaminación