Madeleine McCann podría haber sido secuestrada por una banda de atracadores