La lotería siempre se comparte, con Hacienda