De Lorca a Módena, dos terremotos en un año