Llega la primera ciclogénesis del año