Llamó a los bomberos poco antes de morir en el incendio de su casa en Málaga