La liposucción, la intervención de cirugía estética que más se realiza de forma ilegal