Leyre, 21 años y un bebé, su presunto asesino la apuñaló en el coche