Levanta 500 kg de peso y casi le matan