Un niño enfermo de leucemia cumple su sueño y pasa un día en una obra