La reina Letizia, centro de atención en Reino Unido