Una española cuenta cómo vivió el hundimiento de un barco en Tailandia