"Lammily", la primera muñeca real