La madre de 'la niña más bonita del mundo' defiende las fotografías de su hija