Kristen y Robert recuperan el tiempo perdido