El juez del caso Gabriel acepta la personación de dos acusaciones populares