Juana Rivas, cinco años de cárcel y seis sin poder ver a sus hijos