Juana Rivas quema sus últimos cartuchos