Juan José Padilla sufre una nueva cogida en la Plaza de Toros de Zaragoza