El asesino de El Salobral se suicida de un disparo en la cabeza