Una joven rumana ofrece 457 euros para que alguien la deje embarazada