La defensa de Bretón argumentará que se manipularon los restos óseos