José Muñoz, el cortador de jamón sin manos que ha cumplido su sueño