Un ginecólogo se deja el móvil en el estómago de una paciente en una cesárea