El muerto jugando dominó, velado en un bar de Puerto Rico