Un testigo protegido identifica a los supuestos asesinos de Jimmy