Cumple su sueño y a los 30 años se echa desatascador en los ojos para ser ciega