Jeremy Meeks, el preso más sexy de la historia, ¿al cine?