Reclama a su sobrino 112.000 euros por partirle la muñeca al saludarla