Jennifer Lawrence y Chris Pratt, los actores más rentables para Hollywood